Cerrar

Evita las compras compulsivas

Aprende a evitar las compras compulsivas  

Editorial Aprendo a Ahorrar,  09/junio/2014

​“El arte de comprar lo que no se necesita con dinero que no se tiene”. Así se define a las compras compulsivas, una “adicción social” que se da en grandes conglomerados urbanos con el fin de obtener permiso social para crecer, prosperar, o mejorar la autoestima y satisfacer las necesidades emocionales del individuo. 

Un comprador compulsivo tiene varias tarjetas ya que suele comprar a crédito. Además, se caracteriza por tener un constante sentimiento de culpa por los objetos adquiridos gracias a su momentáneo carácter caprichoso. Este trastorno crónico, suele iniciar a los 18 años y es más común en las mujeres, lo que dificulta de sobre manera poder desarrollar un hábito de ahorro en sus conductas.

Sin embargo, quienes lo padecen no buscan ayuda sino hasta la tercera o cuarta edad de la vida, y lo hacen debido a sus deudas.

Si conoces a alguien que cumpla con esas características, o si te sientes identificado con ellas, ¡No te preocupes! Se trata de una conducta que puedes prevenir para evitar caer en situaciones financieras que generen problemas en tu vida. Te invitamos a que la próxima vez que sientas deseos de comprar algo, te hagas las siguientes preguntas: 

  1.  ¿Realmente lo quieres y lo necesitas?: tomarte unos minutos antes de pagar puede ayudarte a evitar las compras compulsivas. Piénsalo dos veces antes de dirigirte a la caja registradora. Así, podrás reflexionar sobre si realmente necesitas el artículo, o si se trata de un simple capricho que permanecerá archivado en tu armario, luego, considera ese “no gasto” como un “ahorro”.

  2. ¿Puedes pagarlo?: aunque necesites ese par de zapatos negros, debes evaluar si puedes pagarlo. Analiza si el precio está dentro del monto máximo que estás dispuesto a asumir y por supuesto, si cuentas con esa cantidad de dinero.

  3. ¿Cómo te sientes?: ten presente que no es necesario adquirir algo material para liberar tensiones o ansiedades. Si esta es la causa por la cual estás comprando, es mejor revaluar tu decisión. Por otro lado, si tienes un dinero extra y sientes una ansiosa necesidad de gastarlo, inviértelo en algún producto de ahorro, así te habrás desecho de ese dinero, satisfaciendo la necesidad de forma positiva.

  4. ¿Puedes realizar este gasto?: realizar un presupuesto previo en el que se evidencien los gastos que se pueden hacer sin poner en peligro la economía familiar, te permitirá tener claridad sobre si puedes o no realizar compras adicionales. 

Si aún respondiendo estas preguntas observas que es muy difícil controlar la situación, es importante saber que existen tratamientos y métodos terapéuticos para combatir la ansiedad por las compras. No obstante, como cualquier trastorno, es necesario identificar el problema, asistir donde los especialistas y tener un fuerte deseo por superar estos hábitos. Así, evitarás repercusiones económicas, legales y familiares. 

Cuéntanos, ¿Por qué crees que es importante cuidar tus hábitos de compra? 


Etiquetas: Ahorro Adulto, Ahorro Familia, Ahorro Jóvenes
        Imprimir artículo
  (0) valoraciones
 

¡Diseñamos este espacio pensando en ti!

Recuerda que para compartir con nosotros tus comentarios y opiniones debes registrarte como usuario con tu nombre y tu correo electrónico o conectarte a través de Facebook Connect, Twitter Connect o Google. Sura no se hace responsable por los comentarios publicados por los usuarios.

 
comments powered by Disqus

Destacados

Cerrar
Compartir a un amigo
Tu nombre:
Escribe tu nombre
Tu correo electrónico:
Escribe tu correo electrónico
Correo electrónico de tu amigo:
Escribe el correo electrónico de tu amigo
Mensaje (opcional):
Enviar a mi amigo Cancelar