Cerrar
Ahorra en gasolina

Ahorra en gasolina  

Editorial Aprendo a Ahorrar,  19/mayo/2014

​Un mes, el siguiente y el que sigue, la gasolina sigue aumentando su precio. Según el Secretario de Hacienda, esta tendencia seguirá hasta 2015. Así que, después del susto, enojo y coraje, hay que pensar en cómo podemos ahorrar.

Te presentamos algunos consejos y reflexiones que nos gustaría que tomaras en cuenta:

1. Ser “Rápido y Furioso” no ayuda en nada. Acelerar de más cuando no se necesita (aunque se sienta “padre”), aumenta el consumo de gasolina. En ocasiones la misma inercia del auto te permitirá avanzar lo necesario, sin tener que volver a acelerar.

2. Un poco de calor… no es tan malo. En algunas ciudades de nuestro país, donde el calor no es tan extremo, podemos moderar el uso del aire acondicionado y con ello, el consumo de gasolina se reduce.
 
3. Las llantas son las piernas del auto. Piensa en un deportista con unos bíceps y torso enormes, pero unas piernas enclenques y desinfladas, ¿podrían con el trabajo? Verifica periódicamente el aire de tus llantas, que más te podemos decir…
 
4. "Tuneado” pero con el aceite quemado. ¿Te gusta invertir para que tu auto se vea “bomba”, pero trae el mismo aceite de cuando lo sacaste de la agencia? Cambiarlo al menos cada 6 meses, tomando en cuenta la viscosidad adecuada de acuerdo al tipo de auto y su kilometraje, hará que el rendimiento de gasolina sea el óptimo.
 
5. Bici,  transporte público o caminar: Di no a la “flojeritis”. Es posible que hayas comprado tu auto para evitar a toda costa los empujones en el metro, para no tener que pedalear o peor aún, caminar. Sin embargo, hacerlo de vez en cuando representa un ahorro, y en el caso de la bicicleta y de caminar, un beneficio para la salud. En la Ciudad de México existe el sistema Ecobici, que te permite por $400 al año, utilizar su servicio de bicicletas en las rutas señaladas.
 
6. Usa la tecnología para encontrar la mejor ruta. Google Maps, Waze o la app que quieras: explora diferentes caminos para llegar a tu casa y/o trabajo con menos tráfico y en el menor tiempo. Ahorras tiempo, dinero y estrés, ¿vale la pena?
 
7. Aire puro y fresco para tu auto. ¿Hace cuanto no revisas el filtro de aire? Entre más limpio sea el aire que entra al motor, serán menos las explosiones en su interior.
 
8. No seas egoísta, comparte el auto. Seguro hay algún compañero(s) de trabajo que vive(n) por tu rumbo, puedes llegar al acuerdo de compartir el auto y los gastos de gasolina.
 
9. Dale de comer a tu auto en el mejor horario posible. Carga gasolina en la mañana o en la noche, ya que cuando el clima es más fresco, el combustible es más denso y da mejor rendimiento. Acuérdate que no pagas por densidad, sino por litros…
 
10. Hacia atrás, ni para tomar vuelo. ¿Sabías que la reversa gasta más gasolina? Tómalo en cuenta también cuando te estaciones.
 
¿Todavía crees que es imposible ahorrar y que irremediablemente gastaremos más dinero cuando encendamos nuestro auto? Toma en cuenta estos consejos, ¡te darás cuenta de lo útiles que son!
 
Dudas, comentarios o sugerencias sobre temas que te gustaría que platicáramos en este blog, son bienvenidos. ¡Únete a la conversación!
Etiquetas: Ahorro Adolescentes, Ahorro Adulto, Ahorro Jóvenes, Ahorro Familia
        Imprimir artículo
  (0) valoraciones
 

¡Diseñamos este espacio pensando en ti!

Recuerda que para compartir con nosotros tus comentarios y opiniones debes registrarte como usuario con tu nombre y tu correo electrónico o conectarte a través de Facebook Connect, Twitter Connect o Google. Sura no se hace responsable por los comentarios publicados por los usuarios.

 
comments powered by Disqus

Destacados

Cerrar
Compartir a un amigo
Tu nombre:
Escribe tu nombre
Tu correo electrónico:
Escribe tu correo electrónico
Correo electrónico de tu amigo:
Escribe el correo electrónico de tu amigo
Mensaje (opcional):
Enviar a mi amigo Cancelar