Cerrar
Mitos del Ahorro

¡Derribemos mitos sobre el ahorro!  

Editorial Aprendo a Ahorrar,  15/julio/2013

¿Eres de los que llega a fin de mes sin dinero? ¿Eres de los que cree imposible ahorrar? Estás equivocado: ahorrar no sólo es posible sino necesario para nuestro bienestar y el de nuestra familia.

Siempre es sencillo encontrar excusas para no ahorrar. Incluso, existen ciertos mitos que sirven como una justificación para no hacerlo. Sin embargo, estos mitos en realidad son solo excusas, que no le hacen bien a la economía doméstica. Aún en épocas de crisis, ahorrar es una costumbre importante y responsable que se debe fomentar.

A continuación te contamos algunas leyendas urbanas por las que muchos deciden no ahorrar:

  • MITO 1: Con lo que gano, no me alcanza para ahorrar.

    No depende del dinero que ganas cada mes, sino de tu voluntad y planificación. Por poco que se gane, puedes ahorrar un porcentaje entre el 10% y 20%, que te brinde alguna utilidad a largo plazo y sirva no solo en caso de emergencia, sino para cumplir tus sueños y proyectos.

  • MITO 2: Mi estilo de vida hace difícil que piense en ahorrar.

    No importa cuánto gastes, debes visualizar el ahorro como un premio para tu futuro: más allá de satisfacer tus deseos inmediatos, visualiza el mañana con optimismo y tranquilidad.

  • MITO 3: Ya es tarde para empezar a ahorrar.

    Cualquier momento es bueno para empezar a hacerlo, seamos jóvenes o adultos. Es mejor asegurar tu patrimonio hoy para no tener que lamentar mañana.

  • MITO 4: Si tengo que ahorrar no podré darme ningún gusto.

    Ahorrar va más allá de comprar o no comprar. Se trata de tomar decisiones inteligentes para alcanzar determinados objetivos; significa administrar y aprovechar los recursos existentes para mantener o alcanzar cierta calidad de vida y saber diferenciar entre lo que deseas y necesitas.

  • MITO 5: Comprar en ofertas ayuda a ahorrar.

    No todas las ofertas significan que ahorrarás. Muchas veces, sin fijarnos, podemos incurrir en compras impulsivas y adquirir algo que realmente no necesitamos.

  • MITO 6: El ahorro informal es seguro.

    El ahorro a través de servicios financieros informales (como tandas) es seguro y genera mayores rendimientos. En realidad, el ahorro informal es inseguro frente a cualquier mecanismo formal, como el ahorro bancario, pues existe el riesgo latente de fraude.

  • MITO 7: Mi dinero está mejor en casa.

    Guardar el dinero ahorrado en casa no es seguro, pues hay riesgos tangibles como el de robos e imprevistos como incendios o terremotos donde se pueden perder los recursos ahorrados.
  • Ahorrar no debe ser visto como un sacrificio, sino como la oportunidad de tomar decisiones inteligentes hacia una correcta administración de nuestras finanzas, y el disfrute de una mejor vida futura.

    ¿Cuál de los mitos que comentamos son tus propios mitos?

    ​​
    Etiquetas: Ahorro Adulto, Ahorro Familia, Ahorro Jóvenes
            Imprimir artículo
      (1) valoraciones
     

    ¡Diseñamos este espacio pensando en ti!

    Recuerda que para compartir con nosotros tus comentarios y opiniones debes registrarte como usuario con tu nombre y tu correo electrónico o conectarte a través de Facebook Connect, Twitter Connect o Google. Sura no se hace responsable por los comentarios publicados por los usuarios.

     
    comments powered by Disqus

    Destacados

    Cerrar
    Compartir a un amigo
    Tu nombre:
    Escribe tu nombre
    Tu correo electrónico:
    Escribe tu correo electrónico
    Correo electrónico de tu amigo:
    Escribe el correo electrónico de tu amigo
    Mensaje (opcional):
    Enviar a mi amigo Cancelar